satisfacción_cliente776

El patrimonio intangible: la reputación

Posted on Posted in Blog

Una compañía que actúa sin ética puede ganar dinero a corto plazo, pero perderá la confianza de sus audiencias y, en consecuencia, desaparecerá.

Muchas empresas han trabajado y trabajan su proyección externa amparándose en los conceptos de imagen, comunicación, relaciones institucionales o marca. Pero el cambio social y cultural de nuestras sociedades ha empoderado a los públicos de interés de las empresas e instituciones con herramientas sociales y tecnológicas que les permiten opinar públicamente; son un altavoz capaz de construir o destruir la imagen externa de cualquier compañía.

Trabajar desde el seno de la empresa la reputación, la responsabilidad social, la ética corporativa y el buen gobierno como identidad externa intencionada de las empresas con sus públicos de interés será su garantía de futuro.

La construcción de la reputación corporativa es hoy un gran reto para muchas compañías que ven como la gestión de las relaciones con sus stakeholders son la base de la buena economía de las empresas.

Del diálogo con los clientes, los proveedores, los socios, los trabajadores, los medios de comunicación y la sociedad en general dependerá la generación un patrimonio intangible perdurable en el tiempo.